EL

BULLDOG

¿Es el Bulldog Inglés la raza adecuada para mí y mi familia?

 

Esta es la pregunta más común que las personas nos hacen cuando nos contactan con la finalidad de adquirir un cachorro, para responderla debemos considerar 3 aspectos fundamentales:

 

 

Cuidados, Temperamento y Salud del Bulldog Inglés.

 

 

1. CUIDADOS: Contrario a lo que mucha gente cree, esta es una raza que no requiere de cuidados especiales sino DIFERENTES comparados con otras razas, es decir, debemos considerar ciertos aspectos que lo diferencian de otras razas.

 

 

EJERCICIO: Este se realiza por medio de paseos los cuales deben hacerse al menos 2 veces por semana para mantener al perro en óptimas condiciones de salud y condición física. Al contrario de razas como Labradores, Pastores, Rottwailers, etc., el propietario no debe sentirse angustiado si el perro no hace mucho ejercicio ni tiene que preocuparse por el clásico: “¿quién va a sacar al perro a pasear?”, en este caso esta raza no requiere de grandes sesiones de ejercicio para distraerse y desahogar su hiperactividad como sucede con otras razas, pero en la medida que se ejercite su salud siempre se verá recompensada.

 

 

HIGIENE: La limpieza de las arrugas con una toalla húmeda una vez por semana es recomendada para evitar infecciones, un mito muy común es que las arrugas se llenan de hongos como en el caso del Shar Pei, lo cual es falso, un perro sano y bien cuidado no debe presentar problemas de piel. Un baño cada 3 semanas con shampoo neutro y cepillado cada tercer día es suficiente para mantenerlo en buenas condiciones de pelo.

 

 

PRECAUCIÓN CON EL CALOR EXCESIVO: este punto es la clave con  nuestra raza, todos los perros eliminan el calor mediante el jadeo (ellos no sudan), por la morfología del cráneo del Bulldog (hueso naso frontal más deprimido que las demás razas), en casos de mucho calor, el  Bulldog no alcanza a ingresar aire fresco suficiente para bajar su temperatura, por lo que no debemos exponerlo a esfuerzos o estrés prolongado a horas de calor máximo, por lo que es recomendable:

 

No subirlo a un automóvil que no cuenta con aire acondicionado en horas de mucho calor, sacarlo a pasear muy temprano o en la noche, para evitar las horas donde el sol cae a plomo y de vivir en exteriores proveerle SIEMPRE de un espacio con sombra pues a pesar de que les encanta tomar baños de sol, cuando se acaloran deben tener donde refrescarse.

 

 

ESPACIO: El Bulldog por ser una raza principalmente sedentaria es ideal para vivir en departamentos y en espacios exteriores reducidos aunque sabe disfrutar de un gran jardín.

 

2. TEMPERAMENTO:

 

El Bulldog es una raza que a pesar de su aspecto agresivo es una de las más tranquilas y amables en su convivencia con el ser humano, aquellos que tenemos hijos sabemos lo maravilloso que resultan para convivir con ellos, siendo siempre respetuosos y dispuestos a jugar pero sobre todo a ser apapachados por sus “amigos”.

 

Sin temor a equivocarme y después de haber convivido con muchas razas de perros diferentes me atrevo a afirmar que el Bulldog ES UNA DE LAS MEJORES RAZAS PARA NIÑOS QUE EXISTEN.

 

 

Es amigable, apacible, sedentario, dispuesto a jugar cuando se le requiere, nada hiperactivo y disfruta como ninguno de las caricias.

 

 

Las hembras son un poco más territoriales, por lo que siempre harán saber su presencia a cualquier extraño y aunque no podemos considerarlos perros de guardia, su aspecto los convierte en grandes perros disuasivos.

 

 

 

3. SALUD:

 

Desgraciadamente en los últimos años una serie de mitos han sido creados, y con justa razón, alrededor de la salud del Bulldog Inglés.

 

 

En épocas recientes la crianza indiscriminada derivada del negocio que representa para los “perreros” la venta de Bulldogs, ha hecho que muchos cachorros presentes problemas congénitos que lo único que provocan es grandes gastos y decepciones en los propietarios además de la mala fama de ser perros delicados.

 

 

UN BULLDOG CRIADO RESPONSABLEMENTE (LO CUÁL SOLO HACEN LOS CRIADORES SERIOS) NO DEBE TENER PROBLEMAS DE SALUD MÁS QUE LOS COMÚNES DE CUALQUIER RAZA (digestivos, respiratorios, alguna lesión, etc.).

 

 

Por lo que es falso que el Bulldog Inglés sea una raza problemática o delicada, son aquellos perros criados irresponsablemente quienes presentan ese tipo de problemas, lo perros de criaderos serios los presentan muy pocas veces por lo cual estos otorgan una garantía para tranquilidad de los propietarios.

 

4. CARACTERÍSTICAS:

 

Aspecto general:

 

Es un perro de gran cabeza, y cuerpo en forma de pera si lo vemos desde arriba.

La cabeza es un cubo con ojos redondos, nariz muy ancha y respingada, la mandíbula es fuerte y prognata sin que se asome la lengua, las orejas son pequeñas y llevadas hacia atrás.

El cuerpo es ancho y compacto con una línea dorsal más alta en la parte posterior del cuerpo.

La cola es corta. El pelaje es corto pegado al cuerpo y tiene un andar contoneado.

 

Tamaño: Mediano

Capacidad de aprendizaje: Alto

Instinto de protección: Medio

Instinto de guardia: Medio

Instinto de pastoreo: Muy bajo

Instinto de cacería: Muy bajo

Nivel de agresividad: Bajo

Tendencia a ladrar: Bajo

Convivencia con perros: Medio

Convivencia con niños: Muy alto

Facilidad de transporte: Alto

 

Carácter y temperamento:

 

Los Bulldogs detrás de ese ceño fruncido y aparente bravura son animales muy nobles con un temperamento excepcional que le hará disfrutar mucho de su compañía. Son valientes y determinados si la circunstancia lo amerita.

Tienen una muy carismática personalidad.

 

La norma racial describe el temperamento del Bulldog Inglés como: “Vigilante, audaz, leal, confiable, valiente, de apariencia feroz, pero de una naturaleza afectiva”.

 

En otras palabras son perros con gran vitalidad que pueden parecer severos, siempre están atentos a todo lo que les rodea. Ladran poco a menos que el caso realmente lo amerite.

Convive pacíficamente con otras razas.

 

Son voluntariosos, disfrutan de su libertad pero al mismo tiempo no les gusta estar solos y buscarán siempre la compañía del amo, son comprensivos y tolerantes con los niños; dependiendo de la ocasión pueden ser tan simpáticos e infantiles con su familia especialmente en su etapa juvenil.

 

Ya como adulto después de los dos años de edad aparenta mayor seriedad y templanza, busca con mayor frecuencia la convivencia tranquila con el amo y son reservados y vigilantes con los extraños, sin llegar a ser agresivos ya que son sumamente pacíficos. Es un perro que le gusta tanto jugar y trabajar si es estimulado a ello como dormir plácidamente en su colchón.

Criadero Profesional · Cachorros Bulldog · Bulldog Inglés · Venta · Sementales · Hembras  · Exposición

© 2016 La VID BULLDOGS  |   Criadores profesionales